PROMOCIONES TURÍSTICAS EN INTERNET, Agencia de publicidad

Marketing online y marketing offline: principales diferencias y canales

Hoy hablamos sobre marketing online y marketing offline. El marketing ‘a secas’ o marketing tradicional ha derivado, con el paso de los años y el desarrollo de la tecnología, en estas dos vertientes. A continuación, hablaremos de cada una de ellas: qué es, qué canales principales utiliza y cuáles son las diferencias entre ambas.

Marketing online: qué es y principales canales

El marketing online está de moda. Más de una vez habréis oído eso de “quien no está en Internet, no existe”. En un mundo tecnológico como el actual parece impensable no utilizar las múltiples herramientas online disponibles para potenciar nuestro negocio. Ése es precisamente el objetivo del marketing online: la comercialización o difusión de un producto o servicio a través de los diferentes canales digitales. Por eso, también pueden denominarse “marketing en Internet” o “marketing digital”.

Las posibilidades de Internet son tantas que es imposible mencionar todos los canales de que disponemos dentro del marketing online. Estos son algunos de los principales:

  • Página web (y/o blog): Por supuesto, ésta es la base de todo el marketing online. Una buena estrategia online ha de comenzar con nuestra presencia en Internet. No basta con que los usuarios hablen de nosotros (y siempre lo harán, bien o mal, tengamos o no presencia oficial en la red). Es interesante (y recomendable) que también tengamos presencia oficial en la red para poder contar nuestra historia desde nuestra propia perspectiva.
  • Redes Sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin… Estas y otras redes sociales constituyen unos canales muy potentes para los departamentos de marketing. Raro es que una estrategia de marketing online no incluya una o varias redes sociales. El abanico de público que cubren es muy amplio (redes generales o profesionales, textuales o audiovisuales, temáticas o genéricas) y, además, suelen ofrecen posibilidades muy interesantes de segmentación, realización de encuestas y/o concursos, etcétera.
  • SEO y SEM: El posicionamiento en buscadores, en sus dos vertientes (de pago y orgánica) son otra de las grandes estrellas dentro del marketing online. El motivo es sencillo: si queremos llegar a nuestro público objetivo, no basta con estar en Internet, hay que lograr que nos encuentren.
  • Email marketing: Si tienes una dirección de correo electrónico (y raro es que no la tengas si estás leyendo esto), es más que probable que estés suscrito a una o varias newsletters (o boletines de noticias, si utilizamos el término castellano tradicional para denominarlas).
  • Medios de comunicación online: la presencia, a través de artículos, entrevistas o publicaciones de cualquier tipo en periódicos, blogs y otras publicaciones online nos da mayor visibilidad e imagen de marca.

Marketing offline: qué es y principales canales

El marketing offline es lo que consideramos (y aún denominamos muchas veces) “marketing tradicional”. Engloba todas las acciones de marketing fuera de Internet, es decir, las que se llevan a cabo a través de los medios denominados tradicionales.

Los principales canales de marketing offline son:

  • Medios de comunicación tradicionales: prensa, radio y televisión, fundamentalmente.
  • Flyers, folletos, guías y otras publicaciones: su edición y distribución no está vinculada a los medios de comunicación y puede ayudarnos a llegar a otros públicos que no son consumidores de éstos. Además, nos abre las puertas a otros formatos que, dependiendo del producto o servicio, o de los objetivos de nuestra campaña o estrategia de marketing, pueden ser más o menos adecuados.
  • Vallas publicitarias, mupis y otros soportes de publicidad tradicional.

Marketing online y marketing offline: diferencias y coincidencias

Resulta obvio decir que el principal punto de coincidencia entre ambos tipos de marketing es precisamente ése: en ambos casos hablamos de marketing, de diferentes canales y formas de lograr un objetivo mercadotécnico y enfocar una campaña  o estrategia para nuestro negocio.

En cuanto a las diferencias, igual que ocurre entre los diferentes canales dentro de uno de estos dos tipos de marketing, la fundamental es el tipo de público al que llegamos con uno y otro. En este sentido, es por tanto, muy importante conocer a nuestro público objetivo: sus hábitos, sus preferencias, por dónde se mueve, etcétera. Según el tipo de empresa y de público al que queramos llegar, el tipo de marketing y/o los canales a elegir deberán ser diferentes. Muchas veces, no obstante, lo ideal es combinar ambas estrategias para, de este modo, abarcar un público más amplio.

En todo caso, lo que sí es fundamental es adaptar los impactos a cada canal, al tipo de marketing de que se trate y al público al que nos dirigimos. No cometamos el error de impactar del mismo modo a través de redes sociales que a través de anuncios en radio, por poner un ejemplo. Un mismo mensaje objetivo, pero adaptado a cada canal y/o tipo de público objetivo al que queramos llegar, nos asegurará mejores resultados.

marketing offline, marketing online

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROMOCIONES TURÍSTICAS EN INTERNET S.L.
Todos los derechos reservados.